Lo bueno, si breve…

dos veces bueno, como decía el ilustre aragonés Baltasar Gracián, autor también de Óraculo manual y arte de prudencia, obra que recoge trescientos aforismos donde aporta útiles consejos sobre como desenvolvernos en un mundo hostil y competitivo, aunque escrito en el siglo XVI, hoy, más que nunca, sigue teniendo vigencia.

Pero no es mi propósito hablar ahora de Baltasar Gracián ni de su obra, sino de tratar de ser breve. Los de protocolo decimos que hay tres expresiones que nunca debemos dejar de usar: “Por favor”, “lo siento” y “gracias”. Hoy, simplemente, quiero dar las gracias por vuestros comentarios de apoyo, manifestados de diversas formas, todos son importantes para mí y me animan a seguir en esta nueva aventura.

Gracias a todos…y, en breve, un nuevo post.

Anuncios