Protocolo en un tuit

Hace ya casi un año que me adentré en el mundo tuiter, un medio que como otros tiene detractores y seguidores. Las críticas que recibe son similares a otras que hemos escuchado anteriormente sobre la televisión, internet, teléfono móvil…Personalmente creo que como la mayoría de las cosas tuiter no es malo en sí, depende del uso que cada uno de nosotros hagamos de él.

En lo que a mí respecta y en relación con el tema de este blog, tuiter me ha servido para descubrir un buen grupo de compañeros que comparten su pasión por el protocolo. Lo hacen de diferentes formas; expresando diversidad de opiniones; comentando noticias; compartiendo blogs, artículos, comentarios, ilusiones…La riqueza estos protocolistas reside principalmente en que se trata de un grupo heterogéneo en todos los sentidos (procedencia, formación, experiencia…) que encuentra su punto de unión gracias a un interés común: el protocolo.

Creo que no es necesario citar nombres, no me gustaría cometer el error de dejarme a alguien, únicamente os diré que si queréis saber algo más sólo tenéis que buscar la siguiente etiqueta: #protocolo;-).

Anuncios