Dudosos gastos…pero no de protocolo

Acabo de leer una noticia en la que una vez más se relaciona el abuso cometido por ciertos cargos públicos en dudosos “gastos de representación” con gastos de protocolo. 

Una de las principales funciones del responsable de protocolo que trabaja para una institución es velar por su imagen tratándola con el máximo respeto. Los cargos públicos, como representantes de las instituciones, deberían hacer lo mismo, estando al servicio de las mismas y no utilizándolas en su propio beneficio. Los límites en este sentido deberían de estar claros, porque quien los sobrepasa no es el protocolo sino quien no lo cumple, demostrando de esta forma una gran falta de respeto hacia la institución para la que trabaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s