Eventos…de ayer y hoy

Repasando la historia del protocolo (en su sentido más amplio) el uso del término evento es relativamente reciente. De hecho la RAE lo define como acaecimiento (cosa que sucede); Eventualidad, hecho imprevisto, o que puede acaecer; Y en un sentido más aproximado a lo que hoy entendemos por tal, como Suceso importante y programado, de índole social, académica, artística o deportiva (en Cuba, El Salvador, México., Perú, Uruguay y Venezuela). Una definición que queda lejos del concepto que la mayoría tenemos a la hora de organizar uno, aunque no haya unanimidad en lo referente a la terminología.

Inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 | ABC

Inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 | ABC

Si que es más habitual encontrar términos como ceremonias, solemnidades, fiestas públicas actos…para referirse a celebraciones que tenían lugar con motivo de acontecimientos como coronaciones, exequias, entradas triunfales….Hasta mediados del siglo XIX dichas celebraciones aparecen vinculadas a quienes entonces ostentaban el poder, principalmente a la realeza. Las fiestas se celebraban en su honor pero implicaban a mucha más gente. Los estudios realizados se centran especialmente en el desarrollo y análisis de ciertas ceremonias, pero hemos de pensar en todos los aspectos organizativos que estas celebraciones requerían (elección de lugar, presupuesto, disposición de personal, provisión de alimentos, ornamentación, itinerarios, alojamiento…). Aspectos que, sin duda, se tienen en cuenta hoy en día en la organización de cualquier evento. El auge de la burguesía propició la celebración de diversos acontecimientos que ponían de manifiesto su influencia en la vida social, surgieron con fuerza las exposiciones universales convertidas en escaparates de progreso dónde mostrar los nuevos avances de la sociedad industrial. Además de poder ser considerado un gran acontecimiento en su conjunto, estas exposiciones generaban multitud de actos (inauguraciones, banquetes, congresos, visitas de personalidades…) que también requerían de esa cuidadosa planificación a la que antes hemos aludido. El hecho de que el término evento no se utilizase no significa que todo lo que conlleva la planificación, organización y ejecución del mismo no se llevase a cabo. Lo que nos demuestra que su historia no es tan reciente como parece, por lo menos a efectos prácticos.

Inauguración de la Exposición Universal de Barcelona 1888 | WIKIPEDIA

Inauguración de la Exposición Universal de Barcelona 1888 | WIKIPEDIA

De hecho se sabe, por que así lo recogen algunas crónicas, que en 1414 durante la coronación de Fernando I en Zaragoza, toda la población se volcó en la celebración con la organización de actos paralelos. Los zaragozanos tuvieron que proporcionar alojamiento y abastecimiento a quienes aquellos días visitaron la ciudad. Además de la ornamentación del palacio real, toda la ciudad lució sus mejores galas esos días. Hubo justas, bailes y un gran banquete en el palacio de la Aljafería para unas dos mil personas. Tres días después fue coronada su esposa y se celebró un torneo que enfrentó a doscientos caballeros.

Ejemplo de banquete: Bodas de Caná de Blasco de Grañén |Retablo de la Iglesia de Santa María en Ejea de los Caballeros

Ejemplo de banquete: Bodas de Caná de Blasco de Grañén |Retablo de la Iglesia de Santa María en Ejea de los Caballeros

Aquellas celebraciones no eran espontáneas, requerían una planificación previa, desde la elección adecuada de la fecha hasta, como hemos mencionado, la provisión de alojamiento y abastecimiento para todos aquellos que visitaban la ciudad en esas fechas. Sin olvidar  todo lo necesario para montar y decorar los diferentes escenarios de las celebraciones, así como la movilización de personal que para ello era necesario (artistas, juglares, cocineros…). Son solo una muestra de algunos de los aspectos fundamentales a la hora de planificar un evento que seguro resultan familiares a quienes hayan tenido que organizar alguno.

Pintores de escudos heráldicos en la techumbre de la Iglesia de Sta. María de Mediavilla de Teruel

Pintores de escudos heráldicos en la techumbre de la Iglesia de Sta. María de Mediavilla de Teruel

Fiestas, ceremonias, actos o eventos han existido y seguirán existiendo. Pueden cambiar los protagonistas, la naturaleza y fin de los mismos pero todos han requerido y requerirán una minuciosa planificación y cuidada organización. Y, los profesionales de protocolo lo saben muy bien porque es parte de su trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s