Cuestión de “dress code”

Recientemente leía una noticia que destacaba como Fran Rivera y su futura esposa, Lourdes Montes, exigían chaqué y chistera para su boda civil “Sin duda, algo que ha sorprendido a más de uno. Y es que no es habitual, salvo en las bodas de altísimo copete, decir a los invitados cómo tienen que vestirse para acudir a la ceremonia, más allá de los protocolarios no ir de negro o de blanco”  No sé si se habrán sorprendido o no pero ciertamente, respecto a las bodas, los novios son muy libres (o deberían serlo), a la hora de elegir como quieren celebrar un día tan especial. Es cierto que habitualmente no se se suele indicar la etiqueta -bueno ahora es más “cool” hablar de “dress code”– pero no veo ningún problema en hacerlo. Ya he comentado en más de una ocasión como a diferencia de la normativa legal vigente que rige el Protocolo Oficial -que lamentablemente no siempre se respeta, sobre todo en cuestión de banderas- en la etiqueta son usos y costumbres, así como el sentido común y la naturaleza de los actos los que nos indican como debemos comportarnos en determinado actos y situaciones. Y, por supuesto, los anfitriones que son quienes conocen la naturaleza de aquellos.

Francisco Rivera y Lourdes Montes|ABC

Francisco Rivera y Lourdes Montes|ABC

Como “norma genérica” siempre se destaca que en las bodas las invitadas no deber utilizar el blanco, algo de sentido común que tiene la finalidad no eclipsar a la novia, aunque claro está que es preferible ir con un discreto traje blanco que no con un bañador con el que seguramente llamaríamos más la atención. Lo mismo sucede con la bodas de “estilo ibicenco” elegidas por mucho famosos dónde todos los invitados, según la etiqueta o “dresscode”, deben ir de blanco, exigencia que “rompe” la costumbre de no hacerlo. En este caso, si los novios han decidido que los invitados preferiblemente utilicen ese color, sería un descortesía no hacerlo. También conozco casos de novios que han celebrado bodas de inspiración medieval , indicando a sus invitados la conveniencia de llevar trajes de época. Nos puede agradar más o menos, pero si decidimos asistir y complacer a nuestros anfitriones -siempre que lo que nos pidan entre dentro de lo razonable- atenderemos sus exigencias en cuestiones de etiqueta. Por otra parte, los anfitriones además de conocer la naturaleza del acto que celebran, deben tener claro a quien invitan y porqué a la hora de decidir si exigen o no determinada etiqueta. Lo mismo sucede con los invitados, deberían conocer la naturaleza de cualquier acto al que van invitados, cumplir la etiqueta correspondiente si se indica y, en el caso de que surjan dudas, consultar directamente a quien lo organiza.

Boda ibicenca de Cayetana Guillén Cuervo|HOLA

Boda ibicenca de Cayetana Guillén Cuervo|HOLA

Creo que en cuestiones de etiqueta debería primar el respeto mutuo y evitar que tanto asistentes como anfitriones se puedan sentir incómodos por no seguir el “dress code” o mejor, como bien dice Felipe Reyes, código de vestimenta adecuado.

Imagen del blog de Felipe Reyes "Protocolo y eventos"

Imagen del blog de Felipe Reyes “Protocolo y eventos”

Anuncios

Un pensamiento en “Cuestión de “dress code”

  1. Pingback: Hacemos balance… | Protocolarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s