Etiqueta para…¿niños?

El otro día, Ángel Pérez -querido maestro de protocolo, a quien mucho debo y con quien sigo aprendiendo cada día- colgaba en una red social un curioso vídeo que mostraba una “peculiar” clase de etiqueta para niños. Realmente creo que es importante que nuestros hijos aprendan desde pequeños a saber comportarse en diferentes situaciones, de hecho ya hablé de ello en un post anterior. Pero coincido totalmente con Ángel, en que al ver este vídeo, uno no puede evitar sentir algo de inquietud e incluso cierto repeluco, el mismo que me producen los concursos de misses infantiles o esos programas dónde “pequeños colaboradores” entrevistan a famosos.

Respecto al adecuado comportamiento de los más pequeños, en mi opinión, no debería servir para diferenciarlos de aquellos que no lo tienen, ni para hacerles sentir especialmente importantes frente a una autoridad. El buen comportamiento o buenos modales deben surgir como expresión externa de una educación en valores. Aquella que nos hace respetar a las personas por lo que son y no sólo por lo que representan, aquella que nos demuestra que la amabilidad hace la vida más fácil de quien nos rodea y, también, de uno mismo. Porque si algo me enseñaron aquellos con quienes descubrí en que consiste el trabajo de un profesional de protocolo (entre ellos Ángel), fue que el mismo respeto se merece la más alta autoridad que acude a un acto, cómo quien trabaja sin descanso para permitir que dicho acto sea un éxito.

Enseñar a los niños a como comportarse frente a una autoridad, debería basarse en el respeto que toda persona merece. Hay que hacerles comprender que ser respetuosos, amables y tolerantes con los demás y con el entorno en el que se mueven, les hará sentir mejor. Saludar cuando llegamos a un sitio, despedirnos cuando nos vamos, pedir las cosas por favor y dar las gracias debe hacerse siempre en casa, en el colegio, en la panadería y, por supuesto, en el caso de que nos inviten a la Casa Blanca. No es una tarea sencilla, ni algo que se aprenda de un día para otro, exige mucha paciencia y dedicación. Una labor que padres y educadores debemos construir con ellos día a día.

En esas “peculiares” clases de etiqueta para niños, nunca se debería perder de vista que deben ser tratados como tales y no como pequeños adultos. Ya que además de saber como comportarse frente a un presidente, ministro o consejero, es fundamental que sepan hacerlo cuando se encuentran con otros niños en la calle, en el parque, en el patio de colegio, en la piscina o en clase de inglés. Porque los niños necesitan jugar con otros niños, correr, saltar y sobre todo, disfrutar al máximo de su infancia.

Aunque suene a tópico, es cierto que crecen muy rápido, pero dejemos que sean ellos los que lo hagan, por supuesto acompañándoles, y no obligándoles a hacerlo antes de tiempo.

Anuncios

5 pensamientos en “Etiqueta para…¿niños?

  1. Belén, me ha encantado!! Yo hace poco hablaba con unos amigos de este tema y les decía que me encantaría que se enseñara en el cole a modo de taller de “buenos modales” o algo similar y me contestaba una amiga con toda la razón que si no lo aprenden en casa de poco va a servir que yo les cuente como se tienen que comportar, que antes habría que enseñar a los padres que más falta les hace…

  2. Gracias Cristina, es un tema que me interesa especialmente. Creo que es fundamental que aprendan desde pequeños porque facilita las relaciones y, principalmente, porque se van a sentir más seguros. En el colegio se debería incidir mucho en ello, e incluso reforzar con talleres, como bien dices, aprendiendo de una forma divertida la importancia de una educación en valores. Pero la labor de los padres es fundamental, no es fácil ,ahora que ejerzo de mamá a tiempo completo sé que cuesta, exige paciencia, insistir una y otra vez y, sobre todo, predicar con el ejempo. Aunque hay momentos de cierta desesperación, cualquier pequeño avance resulta realmente gratificante.
    Un saludo,
    Belén

  3. Pingback: Esos locos bajitos | Protocolarte

  4. Pingback: Hacemos balance… | Protocolarte

  5. Pingback: Espacios para familias en los museos, espacios para la buena educación | Protocolarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s