¿Protocolo para niños?

¿Para quién? ¿Para los que asisten a congresos, cumbres, juntas de accionistas o firmas de tratados? Es cierto que los niños también participan en determinados actos oficiales, ceremonias y eventos, pero rara vez encontramos referencias al motivo de esta participación o la responsabilidad que conlleva su presencia en los mismos. Lo más habitual es que la denominación “protocolo para niños” vaya acompañada (para variar) de su famosa compañera la “etiqueta” o en su defecto “buenos modales”, reduciendo una vez más la función del protocolo a aspectos propios de otras materias.

La Familia Real en la celebración del Día de la Fiseta Nacional |Casa Real

La Familia Real en la celebración del Día de la Fiseta Nacional |Casa Real

No me opongo en absoluto a los cursos que tratan de inculcar “buenas maneras” a los más pequeños, porque nunca está demás saber, sin embargo, creo (por lo que he visto en general) que deberían ampliar su ámbito de aplicación. Y, es que, los buenos modales, maneras o simplemente la buena educación no tendrían que limitarse a indicar como utilizar los cubiertos y servilleta en la mesa de un restaurante de cinco estrellas o de un banquete real,  situaciones que, además, no suelen formar parte de los hábitos y costumbres de los más pequeños.

Las imágenes que ilustran los cursos de "Protocolo para niños" caen en los tópicos de siempre.

Las imágenes que ilustran los cursos de “Protocolo para niños” caen en los tópicos de siempre

Estoy de acuerdo con quienes piensan que la base de la educación, en este sentido, comienza en casa, aunque hoy en día, pocos son los padres que pueden compartir de forma habitual la mesa con sus hijos (es lo que tiene la no “conciliación” familiar). Esto no impide que en aquellos momentos en los que tienen la suerte de coincidir, incidan en su buen comportamiento en la mesa o allí donde vayan, siendo los padres, por supuesto,  el mejor ejemplo de su buena educación. Porque no nos engañemos, nuestros hijos, hoy en día, se sientan en muchas mesas…en la del comedor del colegio, en la del “chiqui campus” de verano, en la del cumpleaños colectivo del parque de bolas y, también, (aunque no sea políticamente correcto) en la de Burguer King o McDonals. Eso sucede de forma más o menos habitual y tan solo, excepcionalmente, se sientan en la del banquete de boda de algún familiar donde puede que descubran que existe una pala de pescado. La buena educación, en aras de facilitar la relación y convivencia con los demás, debería fomentarse no solo en estas “mesas” sino en todos aquellos lugares y actividades en las que participan los niños, teniendo en cuenta, además, que el proceso de aprendizaje y maduración no es uniforme y que éste debería adaptarse a la edad, personalidad, entorno y diversas circunstancias de cada niño.

Niños en el comedor escolar |El Mundo

Niños en el comedor escolar |El Mundo

Pero volviendo al tema del protocolo, si realmente queremos “formar” a los niños en esta materia deberíamos establecer qué “protocolo” queremos enseñar y para qué. No estaría demás aclarar a los más pequeños que es esto del protocolo, pero el de verdad. El problema es que ni siquiera los profesionales conseguimos ponernos de acuerdo, sobre todo, en la forma de explicar lo que es, porque en lo que se refiere al fondo creo (o quiero creer) que sí estamos de acuerdo.

Tradición e innovación forman y  conforman nuestro protocolo.

Tradición e innovación forman y conforman nuestro protocolo

Si definimos protocolo en sentido estricto como la disciplina que “se encarga principalmente de ordenar personas, símbolos y pautas de actuación en base a una serie de reglas establecidas por decreto o costumbre”, deberíamos plantearnos seriamente lo que esto supone y como explicárselo a los niños, de forma que lo entiendan y comprendan por qué es importante ordenar personas, símbolos y pautas de actuación. Si sabemos hacerlo, quizá la próxima vez que gane su piloto favorito sepan por qué ocupa un determinado lugar en el podio; o por qué en una entrega de premios, en la que ellos son los protagonistas, deben acercarse a la mesa de uno en uno sin empujar al compañero para llegar antes.

Entrega de premios de pintura |Casa Real

Entrega de premios de pintura |Casa Real

Pero además, si tratamos de explicarles en qué consiste el trabajo de un responsable de protocolo, no solo les contaremos la importancia de saber “ordenar” sino también que una de sus principales funciones es la organización de actos y todo lo que esto supone -filosofía del acto; elección de fecha, hora, lugar; propuesta de invitados; gestión de invitaciones; decoración y adecuación de escenarios; documentación; programas; medios materiales; seguridad; presupuesto…- Si lo explicamos bien, quizá comprendan por qué para celebrar su cumpleaños se debe elegir una fecha determinada; un lugar especial donde quepan todos sus invitados; una merienda divertida y saludable (o no tanto); una decoración de piratas, dinosaurios o hadas; invitaciones; regalos…y todo el trabajo que esto supone. Por supuesto, si entendemos por niño “todo ser humano menor de dieciocho años”, quizá el ejemplo del cumpleaños con decoración de dinosaurios no sea el más adecuado, pero seguro que para cada edad encontramos un ejemplo perfecto de todo lo que debe tenerse en cuenta a la hora de organizar un acto o evento, ya sea un cumpleaños, una entrega de premios de cine o la proclamación de un rey. Y, también, deberíamos insistir en la posibilidad y necesidad de formarse académicamente para dominar todas aquellas herramientas y técnicas necesarias en la gestión de actos, ceremonias y eventos.

Preparación de la entrega de los Premios Oscar

posibilidad Preparación de la entrega de los Premios Oscar

Todo profesional de protocolo debería saber tanto ordenar personas, símbolos y pautas de actuación en base a una serie de reglas establecidas por decreto o costumbre, como conocer las técnicas necesarias para llevar a cabo la organización integral de actos/ceremonias/eventos, bien sean éstos oficiales o no.

Y, todo profesional de protocolo que quiera “formar” a los niños en esta disciplina, debería pensar muy bien lo que esta tarea supone, para no caer siempre en los mismos errores…
big_tallerdeprotocolo_ppal

Anuncios

5 pensamientos en “¿Protocolo para niños?

  1. Pingback: El Protocolo, ¿debe ser una carrera, un grado o una especialización? | Bloggy Mary

  2. Pingback: Curiosa foto de familia | Protocolarte

  3. Pingback: Protocolo para niños: 1, 2, 3…ordenamos | Protocolarte

  4. Pingback: JORNADAS SOBRE ORGANIZACIÓN DE EVENTOS Y PROTOCOLO | Protocolarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s