Protocolarte se toma una pausa

2018-01-15 11.03.49

Tras un periodo de reflexión creo que ha llegado el momento de declarar a Protocolarte en pausa. No quiero poner punto y final porque, de momento, no siento la necesidad de dar fin a un proyecto que surgió por amor al arte del protocolo y ante el deseo de comunicar aquellos contenidos que ya no podía compartir con mis alumnos. Quedarme sin trabajo me llevó a crear este blog que tantas satisfacciones me ha dado desde que comencé a escribir allá por 2013.

Poder expresar y compartir mi visión del mundo del protocolo con compañeros de profesión, muchos de ellos ahora amigos, ha sido, sin duda, de lo más gratificante. También lo ha sido la oportunidad de acercar y dar a conocer esta disciplina a quienes son más o menos ajenos a este mundo pero tienen cierta curiosidad y ganas de aprender un poquito con quienes intentamos desmontar algunos de esos tópicos que amenazan diariamente al protocolo, como quienes pretenden o creen “romperlo” sin conseguirlo, o quienes lo reducen a una serie de normas de educación, muy necesarias pero que no ponen de manifiesto todas las funciones que debe desempeñar un buen profesional de protocolo.

Pero hoy no toca aclarar conceptos; explicar cómo se organiza un acto, una ceremonia o un evento; o manifestar la pasión y el respeto que sigo sintiendo por una disciplina que conocí gracias a grandes profesionales que siguen demostrando su valía con su esfuerzo diario.

Hoy toca dedicar mi esfuerzo y mis reflexiones a otras actividades que requieren un tiempo que me impide mantener la dedicación que este blog y, sobre todo, vosotros, mis lectores, merecéis. No os dejo huérfanos de contenidos sobre protocolo, hay excelentes blogs que siguen al pie del cañón, algunos llevan más tiempo que yo escribiendo y otros han ido surgiendo durante estos años. No citaré ninguno porque no quiero dejarme a nadie, pero seguro que quienes me seguís en redes sociales habréis comprobado mis debilidades o afinidades protocolarias.

Seguiré leyendo a mis compañeros, pero la pausa de Protocolarte se hace extensible a aquellas redes en las que estoy, no desaparezco definitivamente, creo sinceramente en ellas como medio necesario de interacción y comunicación pero ahora, como os comentaba, necesito dedicar tiempo y atención a otras actividades ajenas a ellas y mi participación en las mismas va a ser muy limitada.

No quiero que este artículo suene a despedida, no lo es, es tan solo una pausa, un hasta pronto amigos.

Muchas gracias por estar ahí,

Belén Egea

 

Anuncios

9 pensamientos en “Protocolarte se toma una pausa

  1. Pues nos aburriremos un poco más sin ti. No te pediré que des marcha atrás porque es,con toda seguridad, una decisión meditada. Así que andaré por aquí esperando que vuelvas….a escribir o a lo que el protocolo quiera.
    Abrazos afectuosos y suerte!!
    JDD Orozco.

  2. Belén siento mucho oír esto, pero seguro que tus razones son importantes. Espero que no sea nada de salud. Yo aprendí y repasé mucho con tus artículos, disfruté mucho con ellos y seguro que pronto te veremos por las redes y si no ya sabes que tienes una amiga y compañera en mi.
    Un fuerte abrazo
    Nuria

    • Muchas gracias, Nuria. No te preocupes, no tiene nada que ver con la salud :). Tan solo es una pausa necesaria para poder centrarme en otras cosas pero ahí me tienes, amiga.
      Besos,
      Belén

  3. Pingback: Protocolarte se toma una pausa - @abegea - Protocol Bloggers Point

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s