Cine y Protocolo: El discurso del Rey

el-discurso-del-rey-trailer-espanol

Quienes seguís Protocolarte desde hace tiempo sabéis que uno de mis temas favoritos es la comunicación, en especial, todo lo relacionado con la comunicación oral. Por ese motivo, han sido varios los artículos dedicados a este tema.

Me preocupaba y me sigue preocupando el hecho de que “hablar en público” siga siendo nuestra “asignatura pendiente”. Aunque, sin duda, creo que va mejorando la concienciación sobre este tema y que, cada vez, se van dando más acciones encaminadas a suplir esta carencia.

Y es que esta labor de expresar oralmente aquello que queremos comunicar, debe comenzar desde nuestra más tierna infancia e ir adaptándose a cada etapa educativa. Potenciando en los chavales una habilidad que puede desarrollarse a base de esfuerzo, trabajo, constancia y comprensión, y que es imprescindible para desenvolverse en cualquier ámbito de la vida, tanto en el personal como en el profesional. Hablar en público, debería ser una asignatura obligatoria”

Hoy en día nadie pone en duda “el valor de la comunicación oral”, el poder que nos otorga un buen discurso, pero precisamente por ese poder que tiene deberíamos ser cuidadosos con aquello que decimos y utilizar buen nuestras habilidades comunicativas, no solo para beneficio propio sino sin dejar de lado el componente ético que debería formar parte de todo buen discurso.

Ya que “ese poder que nos otorga la oratoria lleva aparejada una gran responsabilidad. En el “mundo real” nunca debemos perder de vista la ética, es decir, debemos ser conscientes de lo que está bien y de lo que está mal, de lo que favorece únicamente nuestros intereses personales o de aquello que fomenta la solidaridad y el respeto hacia los demás.”

Hablar en público es una habilidad que requiere trabajo, esfuerzo, constancia y un proceso de aprendizaje en el que intervienen múltiples factores: capacidad de adquirir seguridad y confianza en uno mismo; habilidad de elaborar un discurso bien estructurado; capacidad de adaptación a diferentes públicos; dicción y modulación de la voz; utilización del lenguaje corporal; de soportes de apoyo…Diversos factores que no dependen únicamente de la capacidad o aparente “facilidad” que puedan tener ciertas personas a la hora de hablar en público, sino que, como ya señalaba, bien trabajados pueden aportarnos (incluso a quienes nunca nos atrevíamos a levantar la mano en clase)  la capacidad de adquirir una habilidad totalmente necesaria en un mundo en el que la comunicación es un valor en alza.

Por ese motivo, porque creo sinceramente en el valor de la comunicación oral, este martes no me voy a perder la tercera sesión del Ciclo: Cine y protocolo, en la que se va a proyectar la película “El discurso del Rey”. El coloquio será moderado por Fernando Latorre, miembro de la delegación de la Asociación Española de Protocolo en Aragón y responsable de la Oficina Universitaria de Atención a la Diversidad, y se tratarán todos aquellos aspectos necesarios para conseguir una Comunicación eficaz.

Para más información consultar aquí.

 

 

 

Anuncios